Verte

Necesito verte, verte sin mirarte, verte sin observarte, sin escudriñarte, sin esperar respuestas, sólo verte.

Verte con mis manos y verte con mi piel y trenzarnos en un abrazo que dure por siempre, que se quede marcado en nuestros cuerpos, así, como tatuados, así como si fuésemos parte del otro, extensión del otro, parte del otro. 

Necesito verte sin mirarte, sin hablarte, verte con el pecho y con esos latidos mutuos decirte lo que siento, sin oralidades, sin letras, solo con llantos y presencias

2 comentarios:

Miguel Zaragoza dijo...

Muy bueno profe felicidades
Elizabeth Esponda

karen martinez dijo...

muy buena reflexión profesor deja mucho que pensar y transmite un buen mensaje al emisor muy bueno

Publicar un comentario en la entrada